Noticias

El programa Vivienda Usada de ISVIMED le ha cumplido el sueño de tener casa propia a 390 familias en Medellín.

Vivienda Usada 3 web- Aunque para el ISVIMED ha sido difícil encontrar viviendas para el programa Vivienda Usada debido a la poca oferta de bienes inmuebles, la meta de entrega de estas soluciones programada para 2012 y 2013 ya se ha cumplido en un 72%.

- En los últimos 20 meses la Alcaldía de Medellín a través de ISVIMED, han invertido en el programa Vivienda Usada 8 mil 500 millones de pesos.

Después de vivir por años en una humilde casa en el barrio Olaya Herrera (Comuna 7 – Robledo), en un espacio que no cumplía con las condiciones básicas de habitabilidad, María Concepción Álvarez Bedoya de 83 años y su hijo, resultaron beneficiados por un subsidio para acceder al programa Vivienda Usada que promueve la Alcaldía de Medellín, a través de ISVIMED.


Después de tres meses, empleados para el estudio del caso de esta familia y posterior búsqueda y compra de una nueva casa, María Concepción recibió las escrituras de su nuevo hogar ubicado en el barrio Robledo sector Las Margaritas. Un esfuerzo de la administración municipal para que esta abuelita viviera en una vivienda digna y mejorará su calidad de vida.


La misma historia la pueden contar las familias de Dora Posada Álvarez (que ahora vive en el barrio Santa Cruz) o Niní Johana Zapata (reasentada en el barrio Robledo Aures) o Lina Patricia Torregloza (que disfrutan de su nueva casa ubicada en el barrio El Playón) o las restantes 385 familias que durante 2012 y lo que va de 2013 han hecho parte de este programa de ISVIMED que hace parte del paquete de soluciones de vivienda que entregará la Alcaldía de Medellín.


El programa Vivienda Usada es una alternativa que ofrece ISVIMED para las familias que tienen que ser atendidas o reasentadas por obra pública, que viven zonas de riesgo y las víctimas de desplazamiento forzado. Las familias beneficiadas obtienen un subsidio por 37 millones 139 mil pesos para la compra de una vivienda usada que ellos mismos eligen (en el mismo sector de su antigua residencia u otro) y que cumpla con las necesidades habitacionales básicas como que no esté ubicada en zona de alto riesgo y que cuente con espacios educativos y culturales cercanos.


Este programa es muy solicitado por las familias que cumplen con los requisitos para acceder al subsidio, lo que ha generado una sobre demanda por Vivienda Usada y en realidad son pocos los bienes que se ofrecen en Medellín.


A pesar de las dificultades, ISVIMED ha implementado nuevas estrategias para lograr convencer a los posibles vendedores, acelerando el pago por lo inmuebles a solo 3 meses y desplegando equipos especializados que recorren las diferentes comunas de la ciudad para ubicar el hogar que sueñan los beneficiados de este programa.


Gracias a este esfuerzo familias de La Iguaná, el Morro de Moravia o de la zona de influencia de obra del tranvía en Ayacucho, entre otros sectores de Medellín, hicieron de Vivienda Usada en 2012 y en lo que va de 2013, alcanzando el anhelo de tener un hogar digno donde vivir.


Aunque en este programa la Alcaldía de Medellín ha invertido 8 mil 500 millones de pesos, actualmente se estudia la modificación del decreto municipal que permitiría ampliar el subsidio hasta los 70 salarios mínimos mensuales legales vigentes.


ISVIMED ya ha cumplido el 72% de la meta que se trazó de entregar 545 soluciones en el programa Vivienda Usada en 2012 y 2013, mejorando la calidad de vida de las familias beneficiadas y logrando que sus sueños tengan donde vivir.

ISVIMED amplía el plazo para la entrega de proyectos de vivienda que hacen parte del programa Regresando al Hogar

• Los municipios afectados por el fenómeno del desplazamiento tendrán hasta el 30 de septiembre para presentar los proyectos de vivienda y hacer parte de un programa donde se invertirán más de 3 mil millones de pesos.

• Hasta ahora las alcaldías de 16 municipios, especialmente del oriente y occidente antioqueño, han iniciado procesos de inscripción de sus propuestas para tomar parte del programa que promueve soluciones integrales de vivienda para las familias víctimas de desplazamiento.

Debido a la gran acogida que ha tenido el programa Regresando al Hogar que impulsa la Alcaldía de Medellín por medio del ISVIMED para estimular el retorno de familias desplazadas hacia Medellín por la violencia, los municipios interesados en participar tendrán hasta el 30 de septiembre para presentar sus proyectos de vivienda.


Regresando al Hogar es un programa que promueve el retorno de las familias desplazadas que han hecho tránsito de por la ciudad, a través de un mecanismo que permite articular recursos del Municipio de Medellín con el capital de las demás localidades afectadas por este fenómeno, promoviendo soluciones habitacionales a favor de las víctimas.


ISVIMED quiere cofinanciar con los municipios interesados, cerca de 300 soluciones en 2014, entre mejoramientos y construcciones de vivienda nueva, incrementando la calidad de vida de estas familias que son víctimas del conflicto en el departamento.


Entre los municipios interesados se encuentran: San Luis, San Francisco, Granada, San Rafael, San Carlos, Marinilla, El Santuario, Cocorná, Alejandría, El Peñol, El Carmen de Viboral y Concepción en el oriente antioqueño, Peque, Sabanalarga, Cañasgordas y Frontino en el occidente.


Para este proyecto la Alcaldía de Medellín, a través de ISVIMED, dispuso una inversión de 3 mil 200 millones de pesos, que se incrementarán con los aportes de los demás municipios.


Pero no es el primer esfuerzo que hace la Alcaldía de Medellín y el ISVIMED para fomentar el retorno de las comunidades desplazadas. En 2011 y luego de una inversión que superó los 3 mil millones de pesos logró que 281 familias víctimas del desplazamiento forzado, regresaran a sus fincas y viviendas del municipio de San Carlos, una de las localidades de Antioquia más afectadas por la violencia.


La administración del Alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria Correa, tiene como como objetivo promover 1000 soluciones habitacionales para estas comunidades en un ambicioso programa en el que se invertirá 13 mil millones de pesos al finalizar 2015 y que busca el retorno de las familias desplazadas a sus territorio de origen, permitiendo la recuperación de sus viviendas o fincas, usurpados con la expulsión y especialmente pretende la reconstrucción del tejido social que fue resquebrajado por las situaciones de violencia que afrontaron.

“Mi sueño se hizo realidad y ahora hago parte de la revolución de la vivienda que vive Medellín”: Joaquín Zapata.

- El hogar del silletero Joaquín Zapata, que fue remodelado gracias al programa de mejoramientos de vivienda de la Alcaldía de Medellín y que es promovido por ISVIMED, hace parte de las 100 mil 400 soluciones de vivienda que se entregarán en el cuatrienio.

Joaquín Zapata y su familia, llevan más 35 años dedicados a representar la cultura paisa en Colombia y en el mundo. El "arte de construir silletas", como denominan su actividad, les ha permitido numerosos reconocimientos en el Desfile de Silleteros por la majestuosidad y colorido de sus creaciones.


Aunque esta actividad siempre le ha dado para vivir con su familia en su casa ubicada en la vereda Barro Blanco del corregimiento de Santa Elena, los ingresos de Joaquín no le alcanzaban para transformar su hogar y convertirlo en un mejor espacio para la vida de sus hijos y de consentidas flores.


Pero los sueños de esta familia se hicieron realidad. La Alcaldía de Medellín a través del ISVIMED, conoció la historia de Joaquín y por su perfil logró el subsidio para ser cobijado por el en el programa de mejoramiento de vivienda. La humilde casa en la que vive con su familia, ahora cuenta con 3 baños, 2 cocinas y una adecuación tecnológica de la red eléctrica. Obras que también se realizaron en 19 hogares más en Santa Elena.


Como esta miles de familias han cumplido el anhelo de que sus sueños tengan donde vivir, como parte de la histórica meta que tiene la Alcaldía de Medellín de realizar 20 mil 465 mejoramientos de vivienda en zonas urbanas y rurales.


Este programa hace parte de una gran revolución de la vivienda que vive la ciudad, por medio de la cual, la administración municipal entregará 100 mil 400 soluciones antes de terminar 2015. Reto que se va cumpliendo, pues a la fecha se inició la construcción de 11 mil 700 nuevas viviendas, se han reasentado 1.600 familias, 4 mil 525 predios se titularon, se promovieron 3 mil 175 mejoramientos y 6 mil 200 personas fueron capacitadas en el programa Vecinos y Amigos (programa pionero en el país que promueve la convivencia en armonía en los proyecto de vivienda de la ciudad).


Cada una de estas cifras es una historia como la de Joaquín y su familia, quienes gracias al esfuerzo de la Alcaldía de Medellín lograron que su hogar pasara de la vivienda al hábitat y ahora pueden decir, ¡esto si es vida!

Medellín tendrá “Política Pública” para regular y atender los inquilinatos

- 712 millones de pesos invirtieron ISVIMED y la Universidad Nacional en el convenio, para formular una Política Pública para la regulación, adecuación física y la atención integral de las más de 1.000 familias que aproximadamente viven en inquilinatos en Medellín.

- A mediados de 2014 sería aprobada la nueva Política Pública para la regulación de los inquilinatos en Medellín, identificados especialmente en barrios como San Benito, San Lorenzo (sector Niquitao) y San Pedro.

 

En 2006 el Municipio de Medellín y la Universidad Nacional, se unieron para realizar un gran diagnóstico sobre la problemática y la expansión de los inquilinatos en la ciudad, con el objetivo de idear estrategias para mejorar la calidad de vida de estas familias y ofrecerle la oportunidad de acceder a una vivienda propia.


Los inquilinatos son viviendas colectivas, en las que varias familias de escasos recursos, comparten una casa o edificación, generalmente por habitaciones, usando en forma comunal los servicios sanitarios y de acueducto.


Según diagnósticos realizados por el ISVIMED, las condiciones de habitabilidad son por lo general antihigiénicas debido al hacinamiento y en la mayoría de los casos se presentan problemas sociales y de convivencia.


En esa época el estudio arrojó que por lo menos 1.000 familias en condición de vulnerabilidad vivían en los llamados inquilinatos ubicados es zonas de la ciudad como los barrios San Benito, San Lorenzo (sector Niquitao) y San Pedro, habitando espacios que no satisfacían las mínimas condiciones de salubridad y vivienda digna.


Aunque en ese año se implementaron estrategias para mejorar la calidad de vida de estas personas, como la implementación del modelo de "Vivienda Compartida" que actualmente existe, no se formuló una política pública que regulara qué tipo de condiciones sociales, económicas, físicas, ambientales y habitacionales de vida digna se deben tener en estos espacios para esta población.


Actualmente el 7.4% de la población de Medellín no cuenta con los recursos para satisfacer sus necesidades básicas como el acceso a un empleo y a una vivienda que garanticen condiciones dignas de vida. Esta insatisfacción lleva a que muchas familias que están en condiciones de alta vulnerabilidad, recurran a los llamados inquilinatos como alternativa de solución al déficit de vivienda, haciendo más difícil el problema.


Es por esto que el ISVIMED y la Universidad Nacional firmaron un convenio de asociación por 712 millones de pesos, con el objetivo de construir y formular por primera vez en la historia de la ciudad, una política pública que regule de manera participativa y concertada los inquilinatos de Medellín, donde se les pueda brindar una atención integral a las familias que habitan en estos espacios.


Con esta política que se le entregará a la comunidad en junio de 2014, se establecerán estrategias claras para la atención de esta población que se encuentra en condiciones de vulnerabilidad, generando condiciones dignas de habitabilidad en esta modalidad de vivienda y su entorno urbano y brindado una nueva alternativa que satisfagan de manera digna su déficit de vivienda.


Además serviría de hoja de ruta para promover proyectos como el Plan Parcial de San Lorenzo, en el que la Alcaldía de Medellín, a través de ISVIMED, ha proyectado la transformación de 79 mil metros cuadrados de los barrios Las Palmas, San Diego, parte del Cerro el Salvador y Colón (Niquitao), donde se presenta diversos problemas sociales, entre ellos los inquilinatos.


Este contempla la construcción de equipamiento urbano como parques y centros de salud, así como la puesta en marcha de un megaproyecto de vivienda que incluye 1.000 soluciones de interés prioritario, social y establecimiento de comercio y servicios. Una gran apuesta que da cuenta de la revolución de la vivienda y el hábitat que se vive en Medellín y que transformará los inquilinatos en espacios de vida y equidad.