Noticias

2 mil hogares de personas en situación de discapacidad o personas con alteraciones permanentes en su movilidad de Medellín, serán incluidos en el programa “Mejoramientos sin Barreras”.

Logo Mejoramientos sin Barreras web- ISVIMED y la Fundación de Arquitectos e Ingenieros Asociados (AIA), con el apoyo y asesoría de la Fundación Colombia Accesible, firmaron un convenio para desarrollar hasta 2 mil mejoramientos en viviendas en las que residan personas en situación de discapacidad o personas con alteraciones permanentes en su movilidad.

- Los mejoramientos estructurales se harán atendiendo a las necesidades del uso y funcionalidad de los servicios sanitarios y el acceso a la vivienda.

 

La Alcaldía de Medellín en su propósito de transformar los hogares de las personas que se encuentran en situación de discapacidad o personas con alteraciones permanentes en su movilidad, se propuso reunir esfuerzos técnicos y administrativos para mejorar los hogares de las personas en esta condición. Para lograrlo ISVIMED y la Fundación de Arquitectos e Ingenieros Asociados (AIA), con el apoyo y asesoría de la Fundación Colombia Accesible, firmaron un convenio de asociación para desarrollar hasta 2 mil mejoramientos en viviendas en las que residan personas que se encuentren en las condiciones anotadas.


Los mejoramientos estructurales se harán atendiendo a las necesidades del uso y funcionalidad de los servicios sanitarios y al acceso a la vivienda.


Para este convenio, el ISVIMED tiene la responsabilidad de realizar el diagnóstico de las condiciones de habitabilidad de las viviendas de esta población y será la encargada de socializar cada una de las obras con la comunidad beneficiada; la Fundación AIA, constructora con más de 63 años de experiencia en el país y responsable de obras que van desde el Edificio Coltejer hasta la nueva sede de Bancolombia, será la encargada de ejecutar los mejoramientos y la Fundación Colombia Accesible, que asesora y capacita firmas y empresas que desarrollan proyectos que mejoran la calidad de vida de las personas en situación de discapacidad, apoyará a las entidades en la revisión de los planos y acompañará cada una de las obras.


Aunque en Colombia no hay mediciones exactas sobre cuantas personas se encuentran en situación de discapacidad o cuáles son sus principales necesidades, en 2005 el DANE reveló que en Medellín 117 mil personas tenían algún tipo de discapacidad, pero según la Organización Mundial de la Salud, el 12% de cada población se encuentra en esta situación, lo que indicaría que en la capital antioqueña podría haber 300 mil personas con esta condición.


Gracias a este convenio la población en situación de discapacidad o personas con alteraciones permanentes en su movilidad, contarán con viviendas que satisfacen sus necesidades más básicas como son espacios cómodos, prácticos y sin barreras, priorizando el uso y funcionalidad de los servicios sanitarios y al acceso a la vivienda, logrando así cumplir su anhelo de tener un hogar donde sus sueños tengan donde vivir.

Vivienda nueva para quienes más la necesitan: Un sueño que se cumple en Medellín

Vivienda Nueva web 2- En los últimos 20 meses la Alcaldía de Medellín a través de ISVIMED, han promovido la construcción 10 mil 276 nuevas viviendas brindándole a la ciudadanía una mejor calidad de vida.

- Actualmente se promueven 23 proyectos de vivienda nueva en Medellín que generan 35 mil 966 empleos directos, contribuyendo con el objetivo de reducir las cifras de desempleo en la ciudad.

Calificada como la revolución de la vivienda que cobra vida en Medellín, que se ve reflejada en la labor que realiza la administración municipal, promoviendo la construcción de 10 mil 276 nuevas viviendas hasta ahora, que beneficien y mejoren la calidad de vida de las familias más vulnerables de la ciudad.


Es los últimos 20 meses, la Alcaldía de Medellín a través de ISVIMED, ha promovido la construcción de 39 proyectos de vivienda nueva en diferentes sectores de la ciudad como: San Javier, Pedregal Alto, Buenos Aires y Robledo Aures, entre otros y en los corregimientos San Antonio de Prado y San Cristóbal.


Estas soluciones de vivienda se desarrollan actualmente en la ciudad, en complejos urbanísticos que cumplen con estándares de habitabilidad y hábitat digno, ofreciendo calidad tanto en diseño urbanístico y arquitectónico. Ejemplos tangibles de este esfuerzo están plasmados en complejos como: Altos de San Juan (Comuna 13 – San Javier), Aurora, Tirol I, II y III, Cantares 3, 4 y 5 (Ciudadela Nuevo Occidente), Ciudad del Este (Comuna 9 – Buenos Aires), Pelícanos ( Comuna 7 – Robledo) y Limonar 4-4 y Arboleda de San Antonio (San Antonio de Prado), entre otros.


Los proyectos de vivienda que se construyen en la ciudad están catalogados entre viviendas de interés social VIS (construcción cuyo valor máximo es de 135 salarios mínimos legales mensuales vigentes), las cuales incluye viviendas de interés social prioritario VIP (cuyo valor máximo es de 70 salarios mínimos legales mensuales vigentes) y desarrollos habitacionales promovidos en Organizaciones Populares de Vivienda OPV.


Esta labor también se refleja en el aporte que hace cada proyecto de vivienda a la reducción de la tasa de desempleo, que en Medellín se ubica en el 12.5% según el DANE. Estas 39 construcciones generan hasta ahora 35 mil 966 empleos directos, logrando así que muchas familias tengan un sustento y una forma de vida digna.


La Alcaldía de Medellín e ISVIMED seguirán trabajando en su objetivo principal de entregar 19 mil 229 viviendas nuevas, divididas en proyectos institucionales, OPV y asociaciones público privadas. Una meta que ya está cerca y con la que se contribuye para que la ciudad le cierre la puerta a la inequidad y pueda compartir en familia el calor de su hogar con dignidad.

El programa Vivienda Usada de ISVIMED le ha cumplido el sueño de tener casa propia a 390 familias en Medellín.

Vivienda Usada 3 web- Aunque para el ISVIMED ha sido difícil encontrar viviendas para el programa Vivienda Usada debido a la poca oferta de bienes inmuebles, la meta de entrega de estas soluciones programada para 2012 y 2013 ya se ha cumplido en un 72%.

- En los últimos 20 meses la Alcaldía de Medellín a través de ISVIMED, han invertido en el programa Vivienda Usada 8 mil 500 millones de pesos.

Después de vivir por años en una humilde casa en el barrio Olaya Herrera (Comuna 7 – Robledo), en un espacio que no cumplía con las condiciones básicas de habitabilidad, María Concepción Álvarez Bedoya de 83 años y su hijo, resultaron beneficiados por un subsidio para acceder al programa Vivienda Usada que promueve la Alcaldía de Medellín, a través de ISVIMED.


Después de tres meses, empleados para el estudio del caso de esta familia y posterior búsqueda y compra de una nueva casa, María Concepción recibió las escrituras de su nuevo hogar ubicado en el barrio Robledo sector Las Margaritas. Un esfuerzo de la administración municipal para que esta abuelita viviera en una vivienda digna y mejorará su calidad de vida.


La misma historia la pueden contar las familias de Dora Posada Álvarez (que ahora vive en el barrio Santa Cruz) o Niní Johana Zapata (reasentada en el barrio Robledo Aures) o Lina Patricia Torregloza (que disfrutan de su nueva casa ubicada en el barrio El Playón) o las restantes 385 familias que durante 2012 y lo que va de 2013 han hecho parte de este programa de ISVIMED que hace parte del paquete de soluciones de vivienda que entregará la Alcaldía de Medellín.


El programa Vivienda Usada es una alternativa que ofrece ISVIMED para las familias que tienen que ser atendidas o reasentadas por obra pública, que viven zonas de riesgo y las víctimas de desplazamiento forzado. Las familias beneficiadas obtienen un subsidio por 37 millones 139 mil pesos para la compra de una vivienda usada que ellos mismos eligen (en el mismo sector de su antigua residencia u otro) y que cumpla con las necesidades habitacionales básicas como que no esté ubicada en zona de alto riesgo y que cuente con espacios educativos y culturales cercanos.


Este programa es muy solicitado por las familias que cumplen con los requisitos para acceder al subsidio, lo que ha generado una sobre demanda por Vivienda Usada y en realidad son pocos los bienes que se ofrecen en Medellín.


A pesar de las dificultades, ISVIMED ha implementado nuevas estrategias para lograr convencer a los posibles vendedores, acelerando el pago por lo inmuebles a solo 3 meses y desplegando equipos especializados que recorren las diferentes comunas de la ciudad para ubicar el hogar que sueñan los beneficiados de este programa.


Gracias a este esfuerzo familias de La Iguaná, el Morro de Moravia o de la zona de influencia de obra del tranvía en Ayacucho, entre otros sectores de Medellín, hicieron de Vivienda Usada en 2012 y en lo que va de 2013, alcanzando el anhelo de tener un hogar digno donde vivir.


Aunque en este programa la Alcaldía de Medellín ha invertido 8 mil 500 millones de pesos, actualmente se estudia la modificación del decreto municipal que permitiría ampliar el subsidio hasta los 70 salarios mínimos mensuales legales vigentes.


ISVIMED ya ha cumplido el 72% de la meta que se trazó de entregar 545 soluciones en el programa Vivienda Usada en 2012 y 2013, mejorando la calidad de vida de las familias beneficiadas y logrando que sus sueños tengan donde vivir.

ISVIMED amplía el plazo para la entrega de proyectos de vivienda que hacen parte del programa Regresando al Hogar

• Los municipios afectados por el fenómeno del desplazamiento tendrán hasta el 30 de septiembre para presentar los proyectos de vivienda y hacer parte de un programa donde se invertirán más de 3 mil millones de pesos.

• Hasta ahora las alcaldías de 16 municipios, especialmente del oriente y occidente antioqueño, han iniciado procesos de inscripción de sus propuestas para tomar parte del programa que promueve soluciones integrales de vivienda para las familias víctimas de desplazamiento.

Debido a la gran acogida que ha tenido el programa Regresando al Hogar que impulsa la Alcaldía de Medellín por medio del ISVIMED para estimular el retorno de familias desplazadas hacia Medellín por la violencia, los municipios interesados en participar tendrán hasta el 30 de septiembre para presentar sus proyectos de vivienda.


Regresando al Hogar es un programa que promueve el retorno de las familias desplazadas que han hecho tránsito de por la ciudad, a través de un mecanismo que permite articular recursos del Municipio de Medellín con el capital de las demás localidades afectadas por este fenómeno, promoviendo soluciones habitacionales a favor de las víctimas.


ISVIMED quiere cofinanciar con los municipios interesados, cerca de 300 soluciones en 2014, entre mejoramientos y construcciones de vivienda nueva, incrementando la calidad de vida de estas familias que son víctimas del conflicto en el departamento.


Entre los municipios interesados se encuentran: San Luis, San Francisco, Granada, San Rafael, San Carlos, Marinilla, El Santuario, Cocorná, Alejandría, El Peñol, El Carmen de Viboral y Concepción en el oriente antioqueño, Peque, Sabanalarga, Cañasgordas y Frontino en el occidente.


Para este proyecto la Alcaldía de Medellín, a través de ISVIMED, dispuso una inversión de 3 mil 200 millones de pesos, que se incrementarán con los aportes de los demás municipios.


Pero no es el primer esfuerzo que hace la Alcaldía de Medellín y el ISVIMED para fomentar el retorno de las comunidades desplazadas. En 2011 y luego de una inversión que superó los 3 mil millones de pesos logró que 281 familias víctimas del desplazamiento forzado, regresaran a sus fincas y viviendas del municipio de San Carlos, una de las localidades de Antioquia más afectadas por la violencia.


La administración del Alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria Correa, tiene como como objetivo promover 1000 soluciones habitacionales para estas comunidades en un ambicioso programa en el que se invertirá 13 mil millones de pesos al finalizar 2015 y que busca el retorno de las familias desplazadas a sus territorio de origen, permitiendo la recuperación de sus viviendas o fincas, usurpados con la expulsión y especialmente pretende la reconstrucción del tejido social que fue resquebrajado por las situaciones de violencia que afrontaron.